La reina de los árboles.

Introducción

Hoy os traigo una película, un documental, de esos que recuerdas para siempre. Una bonita historia, romántica y entrañable vista desde un punto de vista más emocional, pero toda una lección de biología, de parasitismo de simbiosis y de cómo una simple higueral se puede convertir en un oasis de vida.

El trabajo tiene ya algo más de 10 años, fue terminado en 2006. Sus autores son Victoria Stone & Mark Deeble, dos veteranos filmando vida salvaje, principalmente en África. Para hacer el documental estuvieron más de dos años trabajando en un sólo punto, en una sola localización: una higuera en Kenya.  

Esta dedicación y permanente presencia les permitió capturar momentos que quedan ocultos a los ojos humanos. Instantes realmente increíbles que han sido empaquetados en lo que parece un cuento de hadas, cuando en realidad es una muestra brutal de la belleza y complejidad del mundo natural.

Una larga relación

El argumento central del documental se basa en la estrecha relación de simbiosis que existe desde hace millones de años entre las higueras y sus polinizadores, las avispas.

Existen unas 850 especies diferentes de higueras en el mundo, muchas de ellas tienen frutos comestibles. La especie concreta sobre la que trata el documental es la Ficus sycomorus  que produce unos frutos un poco más pequeños que los higos comunes y son algo más aromáticos y dulces. Las higueras son plantas con flor, pero ocurre que las flores se esconden dentro de los frutos, son flores internas y para su polinización requieren de la ayuda de una pequeñas avispas.

No son avispas como la avispa común que solemos ver todos los veranos. Son mucho más pequeñas, casi más parecidas a pequeñas hormigas aladas.

Mosca de la fruta con una avispa de la higuera en sus alas. © Deeble & Stone.

El proceso es de la siguiente manera:

Las avispas hembra con alas se introducen en el interior del futuro higo a través de una cavidad. Una vez dentro seleccionan un tipo concreto de flores que son estériles y ahí depositan sus huevos. En el interior hay tres tipos de flores, femeninas, masculinas y otras estériles o flores agalla, que son las que utilizan las avispas de dejar sus huevos.

Pasado un tiempo eclosionan los machos, que son ápteros, es decir, no tienen alas, y buscan otras flores agalla donde se encuentran las hembras. Introducen su apéndice en esas flores y fecundan a las hembras. Tras esta primera labor intentan escapar del higo abriendo un camino de salida, pero normalmente mueren antes de terminarlo y quedan dentro del higo.

Horas después las hembras de avispa fecundadas salen al exterior a través de los túneles que hicieron los desafortunados machos,  llevando consigo el polen de las flores masculinas. Como las hembras sí son aladas, vuelan en busca de otros higos tiernos donde introducirse y repetir el ciclo vital.

Esta relación de simbiosis se ha mantenido por muchos millones de años. De hecho cada especie de higuera tiene una especie diferente de avispa especializada en su polinización. Ha habido una coevolución de forma que los cambios evolutivos de una de las especies mutualistas ha hecho que la otra se adaptara y viceversa.

Aquí en España, la higuera más abundante es la Ficus carica, que es polinizada por la avispa Blastophaga psenes. Los higos no pueden madurar sin la intervención de esta avispa, aunque bien es cierto que la selección humana ha hecho que la mayor parte de las higueras que se cultivan hoy en día sean partenogenéticas y no es necesaria la presencia de avispas.  

El mundo higuera

Bien, pues todo esto que acabamos de contar sobre los higos y las avispas es el eje central del documental. Podemos ver en imágenes cada uno de esos pasos del ciclo biológico con una calidad de macrofilmación increíble.

Pero como ya hemos contado en otros episodios en muchos documentales nos encontramos ese eje principal, una historia central sobre la que se avanza y tira hacia delante del documental. Luego hay otras historias paralelas, pequeñas paradas en las que podemos incluir otros contenidos relacionadas de alguna manera con el tren principal.  

Este es también el caso de la reina de los árboles. Utilizando de nuevo el mismo árbol, la higuera, los autores nos muestran numerosas situaciones e historias que se producen gracias a ella, o mejor dicho, en ella.

Veremos a hormigas protegiendo de su ganado, que son las ninfas de un gusano llamado Hilda. También cómo un enjambre de abejas termina con la vida de un polluelo que trataba de sobrevivir en un nido en el tronco de la higuera. Incluso cómo las avispas pueden ser parasitadas por otro tipo de avispas o por nemátodos.

En fín, un montón de situaciones en las que el documental demuestra interacciones animal-planta y animal-animal, filmadas con un gusto exquisito y enmarcadas en un cuento de hadas.

Ninfa de mantis sobre la higuera. © Deeble & Stone.

Macrofilmación

Como veréis durante todo el documental hay numerosas escenas que tratan sobre animales minúsculos. Las avispas en sí ya son pequeñas, pero también aparecen otros insectos, larvas y nemátodos con tamaño muy reducido, del orden de un a tres milímetro de longitud.

Filmar este tipo de animales es bastante complicado técnicamente. No sólo se trata de utilizar objetivos que permitan filmación macro, es decir, objetivos que por su construcción permiten acercarse mucho a los animales y hacer tomas muy aumentadas; también es necesario controlar los movimientos, vibraciones, iluminación y enfoque de manera muy muy precisa.

No dispongo de la información y por tanto no sé exactamente cuántos de los planos que vemos se realizaron en un entorno controlado, es decir, en estudio, no en el propio árbol. Este es un procedimiento muy normal dentro de la filmación de naturaleza y especialmente en macrofilmación. Se recogen los animales y se les construye en un estudio un ambiente lo más parecido al árbol, a la higuera. Una vez en estudio se iluminan y se puede trabajar de forma más cómoda y controlada. Como digo no sé cuántos planos en este documental están hecho así, pero es sólo un comentario que os hago para aquellos que no sepáis si esto son prácticas habituales o no.

También comentaros, si os interesa la filmación macro, que existe un amplio abanico de técnicas que podemos utilizar para conseguir estos resultados. Los hay más y menos caros, de igual forma que los hay más y menos cómodos o con mayor o menor calidad óptica. Están los objetivos macro, tubos o fuelles de extensión, inversión de lentes, lupas de aumento y también por supuesto los objetivos macro específicos como los que se montan en los microscopios. Dentro de la academia de DOCUNATURA puedes encontrar más información para macrofilmación y un curso específico sobre esta materia.

Estructura narrativa

Me gustaría también comentaros algo sobre la estructura que tiene el guión. Como he dicho arriba el tren que tira todo el rato del documental hacia delante es la relación de la higuera con las avispas. Este tren es el que abre y cierra el documental, una historia que se cierra a sí misma debido a que es una historia repetitiva, al fin y al cabo están describiendo un fenómeno natural cíclico. Después, hay un montón de pequeñas intervenciones, alguna de ellas no llegan a ser ni siquiera pequeñas historias independientes sino solamente notas y apuntes sobre el comportamiento de los animales alrededor de la higuera.

Y algo que también os quiero hacer notar, para aquellos que os interesa más la escritura de guiones para documentales, es que es necesario hacer pausas. Teniendo en cuenta que la reina de los árboles es un documental plagado de acciones de animales y en su mayor parte macrofilmados, es fundamental hacer determinadas pausas en el tiempo que saquen al espectador del mundo tan cerrado que supone la higuera. Para ello y por ejemplo vemos en el minuto 16 y en el 32 dos cambios de ritmo bastante importantes, cambios en la música, y planos aéreos de la zona donde se encuentran estos árboles. Con la inclusión de estas secuencias dejamos al espectador que descanse, cambiamos el ritmo y después, lentamente, volvemos a centrarnos en la parte principal.

Fijaros también en los tres primeros minutos del documental. Están reservados para situar a los espectadores, decirles dónde estamos y qué vamos a ver, qué esperamos de este documental. Primero presenta al árbol, después la relación con la avispa y finalmente nos sitúa espacialmente en un lugar y avanza la enorme biodiversidad alrededor del árbol.

Aquí os dejo un enlace con el guión completo del documental, en inglés.

Notas de producción.

Sólo me queda hablaros un poco de los dos autores, Mark Deeble y Victoria Stone. Esta pareja lleva más de 30 años filmando documentales de naturaleza. La mayor parte de sus trabajos son muy personales, entre ambos los producen, dirigen, escriben y filman todas las escenas. Normalmente se toman de dos a tres años por película y trabajan siempre cerca de las localizaciones, utilizando campamentos base.

Aquí os dejo un enlace a su web donde podéis ver todos los premios que tienen y también el listado de premios de La Reina de los Árboles. http://www.deeblestone.com/

Mark Deeble y Victoria Stone. © Deeble & Stone.

Dónde ver la película.

La película está disponible legalmente en youtube ya que los dos autores la tienen colgada en su canal, así que puedes verla libremente. El único problema es que está en inglés. https://www.youtube.com/watch?v=xy86ak2fQJM 

También es posible comprar el DVD muy muy barato en Amazon, pero no parece haber una versión con subtítulos en español.

Yo encontré hace tiempo una copia con subtítulos en español, no se ve muy bien, pero si el inglés es una barrera infranqueable te la puedes ver aquí.

Podcast

Desde aquí, en iVoox y en iTunes puedes escuchar el podcast de esta y otras entradas. No olvides hacer tus comentarios y valorar con 5 estrellas para que estos programas puedan llegar a todo el mundo.

En iVOOX o en iTUNES