Cabeceras.

Hoy voy a contaros un método sencillo, rápido y útil para que hagáis las cabeceras de vuestros trabajos. Y antes de nada, por si no te queda claro qué es una cabecera… es un pequeño vídeo, de unos pocos segundos de duración, situado normalmente al principio de la obra. Se utiliza para anunciar quién es el creador de la película, o nombre de la serie, número de programa, incluso a veces el título; mira este ejemplo de los estudios Pixar.

O este otro, que pertenece a Nature, de la cadena americana PBS

Ya sea un documental, un reportaje completo, o un pequeño vídeo de presentación que quieras hacer, incluir una de estas cabeceras proporciona a tu trabajo un detalle muy profesional y de calidad.

Este tipo de introducciones o cabeceras (opening en inglés) son normalmente caras de producir. Si están basadas en imágenes reales y algún texto que puedes incluir con el editor de vídeo no hay mucho problema, todo se vuelve más sencillo. El problema es que o lo haces de una forma muy elegante o corres el riesgo de que el acabado sea pobre y su efecto sea justo el contrario. Pero si decides incluir alguna animación, algún efecto visual, y ya no te digo si decides incluir un 3D, el presupuesto se te puede disparar.

Pero hoy os quiero presentar una alternativa que no es muy cara y proporciona resultados muy buenos, de calidad profesional. Se trata de cabeceras ya diseñadas que se pueden comprar en el mercado. Son como una plantilla a la cual sólo tienes que añadir tus propios textos y si lo necesitas tus propias imágenes. Por un precio muy económico, normalmente por debajo de 30 o 40 euros, adquieres una de estas plantillas y después la editas con el programa adecuado. Si la compras para After Effects tienes que usar ese programa, si la compras para otro software, evidentemente necesitas ese software para editarla.

Yo personalmente utilizo mucho plantillas ya hechas para After Effects. No es necesario un gran conocimiento de este programa, de hecho yo no lo controlo mucho, sólo a un nivel básico, pero éso es suficiente para poder editar plantillas, entender cómo se estructuran y hacer los cambios que necesite.

Mis compras de plantillas las hago casi siempre en esta plataforma, llevo años trabajando con ellos y nunca ha habido ningún problema:

Ventajas.

La principal ventaja de este método es que es muy económico. Mientras que encargar el diseño y producción de una animación o presentación de 30 segundos se nos puede ir a varios cientos de euros (en el caso más sencillo) y a varios miles (en las más elaboradas), con la utilización de plantillas podemos estar en unos 30 euros por la compra y le tienes que añadir el tiempo que tardes en adaptarla. Si manejas un poco After Effects te puede llevar tan sólo unas pocas horas.

Tienen otra ventaja y es que las plantillas se pueden visualizar antes de comprarlas así que tienes una idea muy aproximada de cómo va a quedar tu cabecera. Sólo tienes que decidir qué imágenes, logos o textos quieres personalizar.

Inconvenientes.

El mayor problema es que no tienes libertad creativa total. Siempre te tienes que adaptar a un estilo o formato que encuentras en las plantillas. Afortunadamente hay varios miles, así que si ninguno se adapta a tus necesidades, tendrás que encargar una personalizada y pagar lo que cueste.

Otro pequeño problema es que su uso no es exclusivo. Es posible que otros creadores compren la misma plantilla y la utilicen para otros proyectos. Pero bueno, puesto que tú tienes que personalizar la tuya y añadirle una música también personalizada los parecidos no son tan notables. De hecho, encontrar algún proyecto con tu misma cabecera debe ser algo muy muy improbable.

¿Cómo funciona?.

El procedimiento es muy sencillo. Te lo voy a resumir aquí en una serie de pasos para que no te pierdas:

  1. Tienes que darte de alta en, por ejemplo, ENVATO
  2. Pagas con tarjeta de crédito o paypal para disponer de saldo en tu cuenta
  3. Busca la cabecera que más te guste. Para ello tienes que ir al buscador que está en la parte superior y poner las palabras que consideres más adecuadas. Puesto que son cabeceras te sugiero que incluyas la palabra “opener” o “intro”.
  4. Asegura el tipo de programa que necesitas para editarla.
  5. Cuando estés seguro de cuál es la que quieres comprueba su precio y si vas a usarla con fines comerciales probablemente tengas que adquirir una licencia extendida, que es un poquito más cara.
  6. Haz la compra y descargarla.
  7. Abre la plantilla con After Effects, Cinema 4D, Motion, o el programa que sea necesario.
  8. Modifica textos, fotografías o vídeos.
  9. Recuerda que el audio (música) no está incluída en el precio de las plantillas. Puedes usar uno tuyo o comprarlo desde la misma plataforma.
  10. Renderiza tu versión… y ya lo tienes.

 

 

Algunos ejemplos.

Aquí os dejo tres ejemplos de plantillas que se pueden encontrar en ENVATO. Son sólo una muestra para que veas cómo son.

¿Necesitas ayuda?.

Si tienes alguna duda sobre este artículo no dudes en escribirme, intentaré ayudarte en lo que pueda. Además, si has visto alguna plantilla que te gusta pero no sabes editarla o personalizarla también me puedes escribir y encontraremos una solución.