Las localizaciones son aquellos lugares donde va a tener lugar el rodaje del documental. Es fundamental visitar estos lugares o tener toda la información posible antes de llegar con las cámaras y el resto del equipo de producción. Pueden darse dos circunstancias. Una es que tengas la posibilidad (y el presupuesto) para hacer localizaciones antes de rodar. Este es el caso más deseado, pero el menos habitual en producción independiente. Y otra es que no tengas esa posibilidad, lo que normalmente lleva a improvisaciones de última hora y el nerviosismo general asociado.

Sea cual sea tu situación te dejo aquí un listado de puntos a comprobar en las localizaciones antes del rodaje.

  1. Aunque parezca obvio una de las principales razones para hacer una localización es que el lugar tenga algo que ver, que sea concordante con la secuencia o la historia general que vamos a contar. ¿Qué quiero decir con esto?. Pues está claro. Debemos tener en cuenta que todo lo que sale en la pantalla tiene que estar ahí por alguna razón. El lugar donde hagas un rodaje, ya sea una entrevista, planos generales o simplemente recursos, tienen que aportar algo a la historia. Elige lugares que aporten algo. Si no lo pueden hacer a nivel de la historia porque es imposible, que al menos aporten a nivel estético. 
  2. Comprobar la luz natural, el movimiento del Sol y su posición a la hora prevista de rodaje. Incluso aunque la localización sea en interiores ten en cuenta la luz que entra por las ventanas y si esta puede suponer un problema en la iluminación causando sobre exposiciones no deseadas o contrastes muy altos. Evalúa la necesidad de llevar iluminación artificial si es necesario. Es frecuente que el rodaje, por ejemplo de una entrevista, se alargue más de la cuenta y que tengas que repetir tomas muchas veces. Si en cada toma tienes una luz diferente porque el sol se ha movido, después en edición no tiene remedio y vas a tener planos que no son concordantes. 
  3. Comprobar el sonido. Si pasan aviones, está cerca de una carretera con tráfico, si hay aire acondicionado central y si este se puede desactivar. Fundamental el eco, uno de los problemas más difíciles de solucionar si se graba mal.
  4. Posibles permisos de rodaje en ese sitio, tanto en interior como exterior, así como la necesidad de cortar el acceso a otras personas para que no interfieran en el rodaje.
  5. Accesibilidad del equipo de producción. Ten en cuenta que el día de rodaje el equipo de personas es mayor y el peso de los coches también. Puede ser que necesites vehículos todo terreno o furgonetas para desplazarte. Comprueba también la meteorología de la zona ya que hay zonas a las que cuando llueve o hay hielos no se puede acceder.  

Una anécdota. Tras invertir varios días en localizar un paisaje de montaña en Argentina en el que entrevistar a un científico teníamos todo preparado. Técnicos, cámaras, sonido y el entrevistado. Había escasos veinte minutos para hacer la entrevista ya que necesitaba que todo se rodara mientras el sol se ponía entre dos montañas para hacer un contraluz muy bonito. Antes el sol estaba muy alto, después el sol habría desaparecido. Bien, pues doy la voz de acción y en ese momento llega una patrulla de policía a la cual habían avisado unos paisanos que no entendían qué hacíamos allí en mitad del campo con un montón de cámaras. Correr hasta la carretera, dar explicaciones a las autoridades y volver al set de rodaje fueron diez minutos. Sólo nos quedaban otros diez, así la entrevista se hizo un poco “de aquella manera”, perdiendo contenidos y la idea original. Todo por obviar el paso de los permisos o avisar al dueño del terreno donde se va a grabar.

Y otra memoria más. Esta en León, España. En este caso yo no era el productor, pero posiblemente me hubiera pasado lo mismo. Se habían localizado un par de zonas muy bonitas para hacer el rodaje de unos animales salvajes. Pero todas las visitas previas se habían hecho con una furgoneta que no era 4×4 y en tiempo seco. Resulta que el día antes del rodaje llovió y además, hacía tanto frío que partes del camino estaban embarradas y otras partes heladas. Pues bien, cuando llegamos a la montaña y empezamos a subir con el mismo vehículo… imposible. Patinaba y no era posible subir por ningún sitio. Al final todo se solucionó puesto que uno de los miembros del equipo tenía un 4×4 que había dejado en el pueblo, así que volvimos a por él y aunque tarde el rodaje se pudo sacar.

Y una recomendación. Si no puedes visitar los lugares en los que vas a rodar previamente, intenta conseguir la mayor información posible. A veces puede ser la persona a la que vas a entrevistar quien te puede dar esa información o hacer unas fotos con el teléfono y enviártelas para tener al menos un mínimo criterio.